jueves, 31 de mayo de 2012


Lloran sin sal, las flores del infierno
Dios nos dió el abismo de un paraíso

Amarillas pasiones
en guardia sacra
la sangre se seca
tu carne su muere

Ana y su amor en anacrusa
llegada absurda
mirada de soslayo.
Las palabras nacen de los labios
amores de cáncer
de padres impacientes
hijos ciegos trasnparentes.



Ana y su amor en anacrusa
Gonzalo Cichero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada