jueves, 16 de agosto de 2012


Aubade es el regalo del jueves. Es una manera de festejar y de disfrutar algo que Carlos O´Connor, un artista plástico, un profesor, un tipo...un Tipo le acerca a muchos lo necesario como para darnos cuenta de que el jueves, como día de mierda que es, puede salir mejor.



Publicado desde el espacio de "jueves de dibujitos para grandes" que Carlos confía a sus "amigáceos", así definidos por el artista se encuentran los 25 cortos, incluído el del día de la fecha, dando vueltas semanalmente cayendo los jueves, entre la mañana, la tarde...  El día de hoy llega sorpresivamente ya caída la noche una actualización de las movidas del bloque de los cortos en su base madre facebook: 

"Tarde pero seguro llega finalmente este "25 JUEVES DE DIBUJITOS PARA GRANDES".
Llegamos a las bodas de plata!!
O a las bolas de plata??
Y no sé si recuerdan que este humilde ciclo fue gestado como contrapartida de que los jueves son un día horrendo.
Sinceramente debo decir que, en ese sentido, para mi funciona a las mil maravillas.
Cada jueves tengo la alegría de ocuparme de esto, de compartir mis fascinaciones, y he tenido la suerte de enterarme de que muchos de los Amigaceos esperan mis cortitos, algunos de mis alumnos los espían de mi muro (porque no pueden ver más que eso, no los tengo en contactos) y realmente me alegra saber que esto termina sirviendo para acercarme a tantos que no veo a menudo, y para acercarme a mi a algunas sensaciones dormidas y a algunos recuerdos por allí guardados. Inclusive, alguna de las cosas aquí escritas; han servido de inspiración para tal o cual cosa a este o aquel. Mirá vos que sorprendente...
Debo decir también que me gustaría agradecer a esos que con sus comentarios y seguimiento dichoso han hecho que me parezca que vale la pena continuar con esta sana costumbre de los jueves, a Griselda, Karina, Hector, Gonzalo, Juan, Lucía, Ludmila, Esteban, Federico, Joaquín, etc. etc. etc.
Acá les dejo entonces, como cada jueves desde hace 6 meses, uno de esos cortitos que me gustan a mi; una de esas historias simples, sencillas, bonitas e imposibles, que acaso sirven para reparar almitas, como quien pudiera repara pajaritos.
Abrazo y que lo disfruten!
"


Lo único para objetar es una gratitud por inciar el hábito de tener en el quinto día de la semana una locura por unos minutos de visiones del mundo de autores de todo el mundo plasmada en un cortometraje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada